¿Conoces las diferencias que existen entre balnearios, centros de talasoterapia y spa? Todos tienen cosas en común, sin embargo las diferencias son importantes y te invitamos a conocerlas.

En muchas ocasiones se emplea mal la terminología a la hora de hablar sobre los centros de tratamiento con agua. Sea o no de forma intencionada, trataremos de explicarte de forma breve y sencilla las características de cada uno de ellos, y así evitemos confusiones innecesarias.

Una estación termal o balneario, está caracterizado por el uso de aguas mineromedicinales que emergen por sí solas o se extraen de la tierra. Estas aguas, cuya composición puede variar en función de las características de su procedencia, son declaradas de utilidad pública por el estado, que avala de esta forma sus fines preventivos y curativos.

Además, estas instalaciones cuentan siempre con servicios sanitarios especializados en tratamientos termales. Si no se cumple alguna de las características aquí indicada, no se puede denominar a la instalación como balneario. A mayores, los balnearios pueden contar o no con servicios adicionales como el de hospedaje, sauna o gimnasio.

Los centros de talasoterapia están igualmente enfocados a los tratamientos de salud. Sin embargo el agua que utilizan proviene del mar y es constantemente reciclada para que sus propiedades permanezcan, por eso estos centros se pueden encontrar únicamente cerca de la costa. También se sirven de otros elementos del mar como algas y lodos. Al igual que en los balnearios cuentan con servicios médicos, y también pueden ofrecer servicios adicionales.

Los centros de Spa se caracterizan por usar agua normal y corriente para los tratamientos de hidroterapia y estética. El agua usada en los spa puede contener aditivos como sales o aceites, y se suele combinar con el uso de otras técnicas como aromaterapia o Reiki.

Otra de las diferencias principales es que en los spa no tiene por qué haber personal médico que se dedique a supervisar los tratamientos, que van más enfocados a la belleza y el bienestar que al tratamiento de dolencias o enfermedades.